Discurso de boda civil: 8 consejos y trucos

Publicado el 12 julio 2013 por Trucos y Astucias

Hacer un discurso de boda: consejos y trucos

 ¿Cómo hacer un discurso de boda civil?

Se va a casar un familiar y me ha elegido a mí para hacer un discurso de boda el día de la ceremonia. El problema es que no sé cómo escribir un discurso de boda civil, por lo que necesito trucos y consejos para hacerlo bien y que les guste a los novios y a todos los invitados.

Además paso muchos nervios cuando tengo que hablar delante de la gente, y querría conocer algunos trucos caseros para mostrar seguridad y confianza delante de los invitados y que no noten mis nervios.

 

 Trucos Caseros:

¡Menudo marrón te ha caído encima! Pero aquí estamos para ayudarte con nuestros trucos caseros, que en este caso han surgido de la experiencia (sí, a nosotros también nos han hecho pronunciar discursos en bodas…

Para abrir boca, os dejamos un vídeo de un discurso de boda original y divertido, donde mezclan bien el humor con el sentimentalismo:

Y a continuación, te damos varios consejos para hacer un buen discurso de boda civil:

 

  Consulta tus dudas con los novios.

Antes de nada, y dado que tu discurso de boda civil forma parte un evento que ha sido pensado durante meses de antelación, habla con sus anfitriones -los novios- para que se adecue a lo que han organizado. Tienes que informarte acerca de qué clase de audiencia vas a tener (si serán todos familiares conocidos o no, si habrá gente mayor o si predomina el público joven, el idioma mayoritario, etc.) y saber qué posición va a ocupar tu discurso dentro de la ceremonia (como apertura, en medio o como colofón). Esto te dará una idea de si tu discurso debe o puede ser más o menos serio, más o menos largo y el tipo de comentarios que puedes hacer. Si tienes alguna duda o no estás muy seguro de tus decisiones, no temas consultarlo con ellos.

 

  Ten en cuenta que se trata de una boda civil.

Esto no sólo significa que no debes hacer comentarios religiosos o leer citas de la biblia, sino que también tienes mucho más margen para el humor y la distensión. Aprovecha de este contexto para escribir un discurso de boda civil menos convencional y en un tono más ameno y divertido.

hacer bien un discurso de boda

Pon atención en hablar pausadamente y vocalizando. Mira a la gente a los ojos y sonríeles; ¡es una fiesta!

 

  No te pases de longitud, pero sobre todo ¡no te quedes corto!

Ten en cuenta que la ceremonia de un matrimonio por lo civil es mucho más breve que la ceremonia cristiana, de modo que una buena parte de la boda se amplia con las lecturas o discursos de los elegidos por parte de los novios. Pregúntales cuánto tienen pensado que dure si temes pasarte de largo.

 

  Lee y habla pausadamente.

Para captar la atención del público, primero tienen que entenderte y tener tiempo para que procesar y asumir lo que estás diciendo. Además, eso te dará tiempo también a ti relajarte, pensar y dar el tono adecuado a tu discurso de boda civil. Si estás al mando de la situación, podrás controlar ese miedo al ridículo y los nervios que genera.

cómo hacer un discurso de boda

Piensa en esto: tus nervios no tendrán ni punto de comparación con los de los novios… ¡Todo el evento y las miradas los apuntan a ellos!

 

  Ten a mano anotaciones de apoyo.

Un truco casero conocido por todos es reparar tarjetas, una hoja impresa o tu tablet con el discurso de boda civil para acudir a esas anotaciones si las necesitas. Además, puedes, por ejemplo, remarcar los signos de puntuación para realizar bien las pausas. Es tu chuleta y sólo tú vas a verla, así que no temas marcar cosas con subrayador o utilizar varios colores o tipografías. Haz lo que debas.

 

  Ten en cuenta que lo importante de este evento no eres tú, sino los novios.

Un remedio casero para no ponerse nervioso es darse cuenta de que el público está formado por familiares y amigos, quienes están predispuestos favorablemente a tus palabras, sin juicios; ¡todo el mundo está a favor de la boda! (a no ser que haya entre el público algún novio despechado…). Tu papel es aportar unas palabras amables, cercanas y personales, nada más; de modo que con tu discurso no tienes que convencer a nadie de nada… ¡Relájate, el trabajo difícil ya ha sido hecho por los novios! Quizás eso te ayude a aliviar cualquier presión que te auto-impongas.

consejos para hacer un buen discurso de boda civil

Y ahora… ¡la “pista” es tuya!

 

  Si te equivocas o si te atascas, aprovecha para empatizar con tu audiencia.

No pasa nada si te atascas o tartamudeas por los nervios. Aprovecha este inconveniente para hacer algún comentario en tono de broma dirigiéndote al público. Esto rebajará la tensión, tanto por tu lado como por el de ellos. Por ejemplo un: “Si yo estoy nervioso… ¡Imaginad cómo estarán los novios!”, “Lo siento, ¡es que tengo pánico escénico!” o el clásico “Perdonad… ¡Son los nervios del directo!”, siempre con humor.

 

  Deja que alguien lea y revise tu discurso antes de hacerlo definitivo.

Dos cabezas piensan más que una y dos ojos ven más que cuatro; por lo que el punto de vista de otra persona, sobretodo si es alguien que represente un tipo de invitados que estará en el evento y al que tú no correspondes (por ejemplo gente mayor, siendo tú joven), podrá ayudarte a comprobar la comprensión y aceptación de tu discurso de boda civil y podrá detectar algún que otro error gramatical que se te haya pasado por alto.

trucos y consejos para hacer un discurso de boda

Haz que empiece la diversión… ¡Incluso antes de la barra libre!

 

 Puedes ver otros artículos parecidos a Discurso de boda civil: 8 consejos y trucos en la sección Trucos Caseros > Personal y Social.

Advertise Here
Advertise Here
Tienda online manualidades trucos y astucias
48 Manualidades de Primavera

Síguenos en las Redes Sociales

Facebook Google+ Twitter Pinterest RSS

Contacto

hola[arroba]trucosyastucias.com