Sexo en la playa: 7 Consejos para hacerlo bien

¿Cómo mantener relaciones sexuales en la playa?

Tengo una cita en la playa… ¿Qué hago si «va a más»?

¿Cómo tener sexo en la playa sin que os pillen?

¿Como tener relaciones sexuales de forma segura en el mar?

consejos para tener sexo en la playa

 

Trucos para tener sexo en la playa:

El verano es una época del año en la que se desatan las pasiones. El sol, la buena temperatura, las vacaciones, el ambiente festivo, el dejar el estrés de lado… son factores que invitan a que nos sintamos con más ganas de mantener relaciones sexuales. Y es que, si la primavera la sangre altera, el verano la calienta.

Y si hablamos de verano, no podemos olvidarnos de la playa, un lugar por excelencia de esta estación. Por lo general, la mayoría de la población prefiere pasar las vacaciones de verano en los lugares de costa —siempre hay excepciones—, con la playa bien cerca y, si fuera posible, con una piscina para alternar.

La playa es un lugar en el que muchos sueñan con mantener relaciones sexuales, ya sea durante el día, quizás en un sitio apartado, escondidos detrás de una duna, o durante la noche, a oscuras, más ocultos de las miradas curiosas de los demás.

De cara al verano, te vamos a dar una serie de consejos que seguro que te vienen muy bien a la hora de practicar sexo en la playa.

 

Cuidado con la arena

Hay dos elementos que son inseparables con la idea de playa, el agua del mar, del océano, y la arena. No hay playa sin arena, y ese es parte del encanto de la costa —aunque hay muchas personas que la consideran un fastidio y una molestia—. Ir a la playa es sinónimo de revolcarse en la arena y de acabar rebozado como una croqueta.

Sin embargo, a la hora de mantener relaciones sexuales, puede ser un gran inconveniente, puesto que la fricción de la arena en una zona tan sensible como los genitales, en especial los femeninos, puede suponer un gran problema por el indeseado efecto “exfoliante”.

Además, si usas protección de barrera como el condón masculino o femenino, la presencia de arena puede generar fricción y ocasionar la rotura del profiláctico.

Por lo tanto, es muy importante mantener los genitales lo más alejados que puedas de la arena, aunque debes ser consciente de que es inevitable librarte por completo de ella. Simplemente trata de reducir la cantidad de arena que entrará en juego. Para hacerlo, recomendamos dos medidas:

  • Extender una toalla grande o algún objeto similar en la arena.
  • Tener agua a mano para deshacerte del exceso de arena cuando sea necesario.
  • Evitar la penetración si usáis preservativos de barrera

pareja corriendo de la mano al agua del mar

 

Lubricación

Las relaciones sexuales necesitan de una buena lubricación, algo que es aún más necesario cuando estamos en la playa, en especial, para minimizar el rozamiento que, como ya hemos visto, genera la arena. Utilizar lubricantes es una gran idea para mejorar tus relaciones playeras.

Como practicar sexo en el agua también da mucho morbo, es una buena idea utilizar lubricantes resistentes al agua, que puedes adquirir en infinidad de tiendas especializadas como, por ejemplo, Sexplace.es.

 

Evitar la penetración

Una de las oportunidades que nos da el tener relaciones sexuales en un lugar público como puede ser una playa, es ir calentado poco a poco la situación, postergando al máximo la penetración.

Aprovecha para explorar todas las partes del cuerpo, no solamente los genitales. Explorando tu sensualidad en lugar de ir directamente a la sexualidad,  evitarás las complicaciones que comentábamos anteriormente con la arena y será menos evidente lo que estéis haciendo de cara a otras personas que están en la playa

 

Parasol o Carpa para mayor intimidad

Si lo que quieres es evitar mirones ocasionales, aunque sea en una cala recóndita y por la noche… Te recomendamos aprovechar esquinas con roca para estar cubiertos en un costado y poder parapetaros del otro con algún parasol, pareos colgando, o incluso podéis utilizar algunas de esas pequeñas tiendas de campaña ligeras que se usan como filtro UV.

pareja en la playa con un parasol

 

Posturas para la penetración

Mantener relaciones sexuales en la playa es una de las fantasías de una gran parte de la población, pero no es oro todo lo que reluce. Aunque sea muy excitante por el entorno, el contacto con la naturaleza, el peligro de ser vistos por otras personas… Es necesario señalar que tener sexo en la playa no es exactamente como te imaginas, desde luego, no es cómodo. Y esto no quiere decir que no sea una experiencia satisfactoria; eso ya depende de cada uno. Al menos, es una vivencia que merece la pena probar.

El contexto de arena y agua hace que las posturas sexuales están bastante limitadas —ya sabes, mantén alejada la arena si no quieres arrepentirte más tarde—, así que consulta libros como el Kamasutra para tomar ideas y ejecutar posturas en las que el contacto con la arena sea menor como, por ejemplo, la postura del perrito.

En cuanto a las posturas dentro del agua, definitivamente cara a cara y a horcajadas es mucho más práctico, tanto para penetración como para «roce».

 

Higiene tras practicar sexo

La higiene es innegociable después de haber tenido sexo, algo que es más apremiante aún tras una sesión de sexo playero. Pon mucha atención en eliminar y deshacerte de toda la arena que se haya podido pegar a tu cuerpo; evitarás infecciones e irritaciones que pueden tenerte varios días con molestias.

En primer lugar, utiliza el agua limpia que tengas a mano. Puede que tengas contigo una botella o que cerca de donde te encuentres haya alguna ducha. Dentro de las posibilidades, en estos primeros momentos, elimina los restos de arena que se hayan adherido a tu cuerpo. Más tarde, cuando llegues a casa —cuanto antes, mejor— date una buena ducha, límpiate por completo e hidrátate para prevenir futuros problemas.

Por otro lado, si has utilizado preservativo u algún otro protector de barrera, sé responsable y llévalo contigo para no contaminar.

 

Discreción

Es importante practicar sexo con discreción. En primer lugar, por respeto al resto de personas que pueda haber en la playa, ya que el sexo es un acto íntimo y la gran mayoría de la sociedad ve con muy malos ojos que una pareja tenga sexo en público.

En segundo lugar, porque, además de que puede ser incómodo para el resto de personas, tener sexo en público puede acarrearte alguna que otra sorpresa desagradable con la ley y te puede caer alguna multa, así que, si no quieres que esto te suceda, tira de discreción y busca lugares apartados, poco o nada transitados.

 

 

Puedes ver otros artículos parecidos a Sexo en la playa: 7 Consejos para hacerlo bien en la sección Trucos Caseros.

Deja un comentario