Los 17 Trucos que la harán llegar al Orgasmo

Los 17 Trucos que la harán llegar al Orgasmo
4.8 (96.25%) 16 vote[s]

 ¿Cómo conseguir que una mujer llegue al orgasmo?

 ¿Cómo puedo conseguir que una mujer llegue al orgasmo?

 Busco trucos para estimular a una chica sexualmente.

 Quiero consejos para satisfacer a una mujer en la cama.

consejos para conseguir darle un orgasmo femenino a una mujer

 

 Trucos para satisfacer a una mujer

Dar placer a una mujer no es tarea fácil. Y hay muchos motivos para ello. Algunos tienen que ver con las habilidades y sensibilidades de la pareja sexual. Otros con ellas mismas.

Debido a la enorme represión sexual, que la sociedad les impone, el desconocimiento de sus propias vulvas y vaginas y de su capacidad sexual, y a los traumas de tantas generaciones de mujeres oprimidas, violadas y violentadas; a menudo tienen bloqueos que hacen que no se permitan sentir placer, o no sentirlo de forma generosa, lo cual incluso les puede dificultar conseguir un orgasmo (conocido como anorgasmia) por ellas mismas.

En este artículo nos ocuparemos del primer caso, de la dificultad de dar placer a las mujeres que experimentan a menudo sus parejas sexuales, sobre todo si se trata de hombres.

Y es que la mayoría de las mujeres se excitan de una forma menos visual, más sutil y a fuego lento, que la inmensa mayoría de los hombres. Y esto hay que tener en cuenta a la hora del sexo.

Así, a continuación te damos varios trucos para hacer llegar a una mujer al orgasmo. Pero antes que nada, queremos recordarte que el orgasmo de la mujer no es sólo tu responsabilidad, también la de ella.

Conseguir el orgasmo no tiene que ser un objetivo, sino la consecuencia de una búsqueda por la fusión y la escucha hacia la otra persona, la búsqueda del placer en el más amplio de sus sentidos.

Avisamos de que este artículo está enfocado a relaciones entre personas con pene y con personas con vagina, debido a que son las personas con pene (comúnmente hombres) quienes más dificultades tienen con dar placer.

 

 

Uno de los principales problemas de los hombres a la hora de mantener relaciones sexuales es que se centran en su propio deseo, sin escuchar las necesidades de la otra persona.

Llegan a esa intimidad sexual sin estar atentos a cómo recibe la otra persona sus avances y estímulos. Es decir, habitualmente el hombre busca imponer su deseo, sin fijarse en cómo lo recibe la otra persona, en si es bien recibido o no. En si es deseado o no. En si le están proponiendo algo diferente o no.

Una relación sexual es una cosa de dos; por lo tanto, hay dos energías que están en juego, y a no ser que el acuerdo previo sea que una de las dos se imponga a la otra (en juegos de dominación), lo normal es que sea algo así como un baile, donde yo propongo y a la vez escucho la respuesta y la contrapropuesta de la otra persona.

De este modo entre las dos personas construyen juntas algo nuevo y placentero para ambas, ya que proviene de un fluir conectado, y no de una imposición.

trucos y consejos para conseguir el orgasmo de una mujer

Todo esto son energías muy sutiles a las que los hombres no suelen estar sensibilizados. Por ello es muy interesante tomar el acto sexual como un ejercicio de mindfulnes donde haya una conciencia plena. Es sin duda la mejor forma de tener relaciones sexuales satisfactorias.

Para entrenar todo esto es muy recomendable acudir a talleres de Tantra.

 

 

 Facilita que se sienta cómoda y en confianza

Genera un buen clima. Bromea, ríe, habla de lo que te gusta de ella, de su forma de ser, de lo que te gusta que te hagan, de lo que más te gustó de lo que te hizo.

Fíjate en la ropa interior que lleva en lugar de quitársela de un plomazo y si es ropa interior sugerente, exprésale que te gusta y no tengas prisa en quitársela.

Muestra que tienes en cuenta y buscas también su bienestar y su placer. Demuéstrale que te gusta su ropa interior y su cuerpo. Dile que tú sentirás más placer ye excitación viendo como ella tiene placer.

Ser críptico no lleva a ningún sitio, sólo a que la mujer se cierre en sí misma y tenga tantas cosas en su cabeza y disfrute menos del sexo.

Muéstrate comprensivo, diciéndole por ejemplo que si alguna posición no le gusta o no siente mucho, que cambie o pida cambiar sin tapujos, que te indique lo que le gusta y lo que no. Cuanto más confiada y libre se sienta contigo, más desenvuelta se encontrará y más disfrutará.

 

 

 Averigua sus fantasías sexuales

Si lo que pasa es que estáis un poco aburridos de hacer siempre lo mismo, una buena idea para que su chispa vuelva a generar fuego es preguntarle por sus fantasías sexuales.

Puede fantasear con que la domines, con que ella te domine, ser ella quien te penetre con algún tipo de arnés o consolador… También puede fantasear con un trío, sea con otro hombre o con otra mujer; o mantener relaciones con otra mujer nada más, sin que tú participes en ello.

 

Algunas de las fantasías eróticas más populares involucran algunos de estos juguetitos…

 

Esto último es más común de lo que imaginas, ya que muchas mujeres que se consideran heterosexuales, bicuriosas, o heteroflexibles; tienen como fantasía hacer el amor con otra mujer más que hacer un trío con un hombre de por medio.

En ese caso si eres hombre y tu chica tiene curiosidad por las mujeres, podéis acordar hacer un trío o bien que ella tenga una relación sexual consentida con otra mujer a solas donde tú tengas permitido mirar, o donde tú no estés presente. Y luego ella puede, si quiere y a ti también te seduce la idea, contarte todo con detalle.

Para encontrar a otra persona que esté interesada en hacer un trío, podéis haceros un perfil conjunto en Tinder, Badoo u otras páginas de contactos más enfocadas a lo sexual y «kink» (término utilizado para designar aquellas prácticas y fetiches sexuales más inusuales o alternativas).

También puedes ir a un club de Swingers o bien contratar ¿por qué no? a un o una profesional en una agencia de escorts, donde hay también chicas que ofrecen sus servicios sólo para mujeres.

Tened en cuenta, eso sí, que la otra persona es una persona. Es decir, no es un objeto sexual para vuestro uso y disfrute y pasar ser usada y desechada. Es importante ser claro en las expectativas, cuidar a esa persona y sus necesidades personales, y llegar a un acuerdo que sea conveniente y respetuoso para todas las partes. Sin imposiciones. Lo mismo con la salud sexual.

Ojo, también puede ser que se trate de una fantasía que funcione en su cabeza, pero que no quiera ejecutar en la vida real, que al llevarla acabo sea un chasco o incluso que se arrepienta al último momento. Hay que tener eso en cuenta y preverlo para que la situación no resulte incómoda.

En esos caso le puede resultar muy erótico que veáis juntos una película porno donde tenga lugar dicha fantasía: es decir una película lésbica, o una con escenas de sumisión, de inversión de roles… Incluso escribir o escuchar relatos eróticos.

lista de fantasías sexuales

También puedes pedirle que haga una lista de prácticas y juegos sexuales (posturas, actos, fantasías) que haría, una lista con cosas que nunca haría y otra lista con cosas que consideraría hacer.

Esto resultará muy útil para ella y también hará que se sienta en mayor intimidad y complicidad contigo. Más confiada, relajada y predispuesta una vez lo hayáis comentado y valorado lo que le apetece y lo que no.

 

 

 ¿Luz encendida o apagada?

La mayoría de los hombres prefieren hacer el amor con la luz encendida para poder ver a la mujer con mayor detalle, sin embargo a las mujeres les pasa justo lo contrario.

Con la luz se suelen sentir inhibidas, ya que la situación puede resultar violenta si ya de por sí tienen dificultades en fluir, o bien inseguridades con su cuerpo. Ten en cuenta que en muchos casos las desconcentra y les cuesta más dejarse llevar porque están pendientes de otras cosas.

Nuestro consejo es que le preguntes si prefiere la luz apagada, tenue o encendida; en lugar de dejarla prendida por defecto y esperar a ver si dice que la apages.

 

 

 Rápido y apasionado o Lento y sensual

Hay dos tipos de «polvo»: el rápido y apasionado y el lento y sensual.

A no ser que la situación se haya calentado previamente y lo que se precipite sea un «aquí te pillo, aquí te mato», la mujer va a necesitar cierto tiempo para entrar en materia, como ya habíamos comentado.

Además, un sexo explosivo, donde el cartucho se queme de forma rápida, nunca dará la posibilidad de llegar a los lugares donde se llega calentando a fuego lento.

En el primer caso, cuando el acto sexual es más salvaje, «aquí y ahora, estemos donde estemos» es porque ella estará ya muy excitada, así que tienes mucho ganado, pero estos casos son esporádicos y no tan habituales.

En el segundo caso, el más habitual, nuestro consejo es que en lugar de centrarte en que ella empiece dándote placer a ti, seas tú quien se enfoque en ella. No tengas prisa. Desvístela poco a poco, fíjate en su ropa interior, y acariciala suavemente y sensualmente, sintiendo sus curvas como si fuera la primera vez que tocas un cuerpo ajeno.

Besa su cuello, echa tu aliento en su oído, mordisquea sus orejas y sólo entonces empieza a ocuparte de su vulva. Sobre todo no vayas directamente a su clítoris porque es un área muy delicada, primero estimula todo su conjunto ya que por el contrario puede ser molesto.

 

 

 Un poco de Petting

Ya sabes que los preliminares son muy importantes para las mujeres. No nos gusta llamarlos «preliminares» porque la sexualidad no es sinónimo de penetración ni de masturbación, sino que hay que tener en cuenta todo contacto que forma parte dentro de la intimidad sexual. Empezando por la mirada. No tiene por qué haber penetración o masturbación. Ese no tendría que ser el objetivo final.

Tienes que facilitar que la mujer se excite y lubrique antes de la penetración, sino no hay caso, y para eso es necesario tiempo, calma, escucha, fluir y mucha sensualidad.

Una buena idea es empezar frotando vuestros genitales con o sin ropa interior. A esto se le llama «petting» (sexo sin penetración). Es una práctica sexual muy excitante sobre todo para ella si es de orgasmo clitoriano (en realidad todos los orgasmos lo son, aunque sean de forma indirecta).

Puedes tumbarte boca arriba con ella sentada sobre ti y que ella se mueva estimulándose de forma indirecta, de esto modo es posible que incluso llegue al orgasmo sin haberla tocado.

 

 

 Púntos Erógenos poco conocidos

No te centres solamente en su clítoris para darle placer. Tampoco en meterle los dedos a primeras de cambio.

Primero puedes frotar su monte de venus para darle placer de forma indirecta, presionar con todos los dedos la entrada de la vagina, frotar con la mano entera toda la zona de los labios, introducir uno o varios dedos, separar una de sus nalgas para que sienta más y también puedes presionar simultáneamente su ano e incluso introducir un dedo en el mismo (ojo, esto hazlo poco a poco tanteando la situación.

También existe otro punto que se llama el punto U, situado en en la uretra (entre el clítoris y la entrada de la vagina); además de muchos otros puntos ubicados dentro de la vagina:

Te recomendamos que le preguntes si le gusta o si la distrae para no hacerla sentir incómoda). Imagina cuántas combinaciones posibles te ofrece la masturbación.

 

 

 Pregúntale cómo se masturba

Un buen truco para saber cómo darle placer a una mujer en la cama es preguntarle cómo se masturba ella para llegar al orgasmo.

¿Lo hace con penetración? ¿Estimula la vulva únicamente de forma externa? (¿Es de orgasmo vaginal? ¿De orgasmo clitoriano?) ¿Se estimula de forma directa o mediante el roce indirecto? ¿Boca arriba o boca abajo?

Sé comprensivo/a y natural al hablar de esto ya que la masturbación femenina es un tema bastante tabú y muchas se sienten avergonzadas al hablar del onanismo. Sus respuestas te pueden dar muchas pistas a la hora de estimularla.

 

 

 Las mejores posiciones para llegar al Orgasmo

Misionero, en cucharita, tumbados y ella encima, tú sentado en una silla, en perrito, ella bocabajo y tú tumbado sobre ella… Pregúntale qué posiciones le gustan más.

Si te da vergüenza hacerle tantas preguntas, tal vez te sirva de ayuda esta votación de 2011 que realizaron sobre las posturas favoritas de las mujeres para llegar al orgasmo.

postura del kamasutra para favorecer el orgasmo de la mujer

 

A continuación te dejamos también con un par de vídeos donde se explican las mejores posturas para llegar al orgasmo en relaciones sexuales entre persona con pene y persona con vagina:

 

 

 Deja que ella lleve el ritmo

Durante la penetración, no intentes imponer tú el ritmo. Deja que sea ella la que empiece experimentando la cadencia y la intensidad hasta que encuentre el punto que le da más placer para poder llegar al orgasmo. Y tú, sigue sus indicaciones.

Si estás tú encima, deja que ella marque los vaivenes moviendo tus caderas, y tú mismo puedes hacer juego de caderas en lugar de hacer un mete-saca en el que tu pene se pierde absolutamente toda posibilidad de explorar todos los puntos erógenos del interior de su vagina.

En el caso de que ella esté cohibida o poco conectada con su sexualidad y no se mueva en absoluto; primero pregúntale si está bien, y si quiere o no continuar. Si te dice que sí de forma convincente, explora con tu pene poco a poco y con diferentes movimientos; y pídele también que te ayude a explorar contoneando ella sus caderas según cómo le vaya gustando más.

Si te dice que no sabe si le apetece, o no parece muy entusiasmada, es mejor que te retires… La sexualidad es cosa de dos (o más), y si sólo está presente el deseo de una de las dos personas, puede tener consecuencias catastróficas.

 

 

 

 Juegos sensuales y juguetes eróticos

Quizás si tu pareja sexual y tú no tenéis apenas confianza, esto resulta un poco chocante. Pero si tienes complicidad con esa persona, te proponemos que exploréis vuestra sexualiad mediante juegos y juguetes varios.

Una idea muy originales son juegos eróticos o que buscan despertar la agudez de los sentidos. Te recomendamos nuestro Pack de los 5 Sentidos que tú mismo puedes hacer con algunas de las ideas que recomendamos:

regalo original para parejas, sexy y erótico

 

Por otro aldo… Pregúntale si tiene juguetes sexuales, ¡o regálale uno!

Pueden servir para calentar, usando por ejemplo vibradores a distancia, geles estimuladores de clítoris, pinturas comestibles, geles que estimulan el clítoris…

🏆 A continuación algunos geles para estimular el clítoris gracias al efecto frío-calor y otros componentes:

 

Los vibradores, consoladores y otros estimuladores para la vulva y la vagina puede ser muy útiesl sobre todo si le cuesta llegar al orgasmo mediante masturbación, o quizás incluso pueda ella darse placer si tú eyaculaste ya y no te quedan energías para seguirla estimulando.

🏆 Estos son nuestros vibradores y estimuladores de clítoris favoritos:

 

 

 No la fuerces ni generes situaciones incómodas

No provoques situaciones incómodas que la bloqueen, porque si algo le disgusta será difícil que su cabeza deje de pensar en ello para enfocarse en sentir placer.

Esto es: no empujes su cabeza hacia abajo para que te practique sexo oral, ni pongas tu pene frente a su cara para que te haga una felación.

No le obligues o induzcas a hacer algo, si ella quiere hacerlo, si la relación fluye, lo hará. La mejor forma de sugerir algo es predicar con el ejemplo, pero aun así no esperes que porque tú le hayas hecho un cunnilingus ella tenga que hacer lo propio.

Lo mismo sucede con el sexo anal. Ni se te ocurra intentar hacerte el descuidado para conseguir tu propósito. Sólo conseguirás su descontento.

Y con el preservativo, más de lo mismo. No esperes a que sea ella quien te pida que por favor te pongas en condón: antes de que tu pene entre en contacto con la vagina, póntelo. Y ponértelo no significa que acto seguido debas introducirlo en su vagina, podéis seguir jugando y explorando la parte exterior de su vulva mediante el petting, pero con el preservativo puesto.

Te repetimos que si se queda muy quieta o parece ausente, pares y le preguntes qué le sucede. Si no está presente no está disfrutando, y seguramente no diga nada porque le resulta violento parar la situación o encaminarla hacia un lugar donde ella sienta algo.

Si no está receptiva, lo mejor que puedes hacer es respetar su espacio y no continuar; o bien recular y volver a empezar desde cero, poco a poco y escuchando qué es lo que ella quiere (en caso de que ella quiera retomar)

 

 

 ¿Y si está menstruando?

Si en el momento de tener relaciones íntimas está menstruando, ¡no son malas noticias, al contrario!

Tienes varias ventajas u oportunidades:

  • La maravillosa oportunidad de aliviar su dolor menstrual (si es que lo tiene)
  • Disfrutar de la fogosidad y el deseo sexual que tienen las mujeres en su fase de «hechicera» (la fase menstrual)
  • Explorar una sexualidad diferente y mucho más íntima y mágica, ya que en estas épocas las mujeres suelen estar más sensibles
  • Probar alternativas a la penetración, en caso de que prefiráis
  • ¡Poner a prueba la creatividad!

 

A continuación tienes el enlace a un artículo que hemos publicado con 7 Trucos para tener sexo cuando se está menstruando:

como tener relaciones sexuales con penetración con la menstruación

 

 

 Pregúntale qué le ha gustado y qué no

Esto es muy importante. Quizás no automáticamente, pero es importante preguntar qué le ha gustado y qué no, si algo la ha incomodado, si algo la ha excitado mucho… De esta forma tendrás más pistas para la próxima ocasión.

Si tienes que preguntar si ha llegado al orgasmo porque no lo sabes, casi con toda probabilidad es porque no ha llegado. Pero es recomendable preguntarlo quitándole importancia pero a la vez poniendo interés.

Tal y como comentamos, no todas las mujeres han descubierto su capacidad orgásmica. Muchas la tienen bloqueada. Muchas otras la sienten de forma muy breve y floja. Es un camino de autoexploración y confianza de largo recorrido, así que es necesaria paciencia y comprensión por todas las partes involucradas.

 

 

 Pídele (con comprensión) que no finja

Si la primera vez ves que no ha llegado al orgasmo, dile que no pasa nada, que seguirás explorando el territorio pero que no finja.

A veces las mujeres tienden a fingir el orgasmo para no sentirse raras por no haber llegado y no decepcionar a su pareja. O tal vez porque ya están satisfechas (o no) pero no quieren seguir y no les apetece que las masturbes para conseguir que acaben ellas.

El caso es que una vez han entrado en ese bucle, el de fingir, se frustran porque si hicieron como que habían llegado la primera vez, la siguiente vez si no llegan también tendrán que fingir, etc, etc. El pez que se muerde la cola.

 

 

 Duerme en cucharita

La postura de la cucharita para dormir (los dos de lado en la cama, con las piernas flexionadas, y encajados de manera que tú guardes sus espaldas) es muy propicia para el sexo mañanero. Al tenerla a tu merced puedes acariciar sus pechos, su culo y estimular su vulva tanto con tus manos como con el pene. Sin duda resulta muy excitante para ambos.

pareja durmiendo haciendo la cucharita en la cama

 

 

 Estudia un poco

Habla con tus amigas sobre lo que les gusta a ellas, busca por internet sobre técnicas para masturbar a una mujer, sobre cómo practicarles sexo oral, cómo estimular zonas erógenas… Todo el conocimiento que puedas adquirir siempre será útil.

 

 

Como ves, satisfacer sexualmente a una mujer es más bien un trabajo de psicología que de física. Lo más importante es conseguir que se sienta en confianza y darle tiempo y estímulos indirectos para calentar sus motores. Y, sobre todo, mantener una escucha activa.

Además, aunque no lo creas, para disfrutar del sexo no es imprescindible llegar siempre al orgasmo. ¡Quitémonos presiones de encima! Se puede sentir placer de muchas formas distintas y todas son buenas.

¿Tienes algún truco para dar placer a tu chica que quieras compartir? Puedes hacerlo en la sección de comentarios.

trucos y consejos para ayudar a una mujer a que tenga un orgasmo en el sexo

 

 También puedes ver otros artículos parecidos a Los 17 Trucos que la harán llegar al Orgasmo en la sección  Remedios Caseros > Salud.

Deja un comentario